martes, 7 de junio de 2016

Los ricos del Zaragoza no sueltan la pasta

El presidente del Real Zaragoza, Christian Lapetra, ha verbalizado un secreto a voces. El club no tiene un euro pero necesita cinco millones para saldar sus compromisos con Hacienda y con los acreedores. Sin ascenso a Primera para mejorar los derechos televisivos y sin campo de fútbol nuevo para vender espacios comerciales no sabe de dónde sacar la pasta. Mientras, la Fundación que representa no piensa realizar nuevas aportaciones económicas añadidas a las que ya realizaron en su momento las familias aragonesas que rescataron la entidad de las manos del ínclito empresario de la construcción Agapito Iglesias.
Así que los Alierta, Yarza o Sáinz de Varanda dependen de lo que opine un alcalde de Podemos: Pedro Santisteve sobre la cesión de La Romareda o la construcción de un nuevo estadio. Y, de momento, dice que hay otras prioridades, aunque ya veremos aquello del interés general. Quién se lo iba decir a ellos hace solo dos años, cuando subieron a bordo del carro de los vencedores, de los prohombres que rescatan símbolos tan icónicos como el principal club deportivo aragonés. Esperando un éxito deportivo que no llega, y que a Zaragoza en Común le entre la flojera, los herederos de las grandes familias ya se preguntan: ¿Por qué narices nos meteríamos en este jardín? Al final, necesitarán al primo de Zumosol auténtico, a la mismísima Ibercaja, para salir adelante indemnes de la aventura. Otra vez a mandar los de siempre.

4 comentarios:

  1. exacta, real como la vida misma, eso es lo que paso, pasa y pasara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario que, además, en este caso es coincidente.

      Eliminar
  2. Jeje, el cacique quiere negocios gratis, cuatro años en segunda no estaba en los planes, lo cool era estar con floren en el palco de bernabeu por ejemplo

    ResponderEliminar